¿Cómo superamos las barreras de la ruralidad con la educación virtual?

Gracias a las crecientes tecnologías relacionadas a la internet, se ha empezado a considerar la virtualidad como un nuevo medio de relación que permite romper las barreras de espacio y tiempo, ampliando la posibilidad de comunicación entre las personas a través de dispositivos como el celular,  permitiendo la emulación de un contacto físico.


Esta virtualidad ha facilitado que muchas personas se formen profesionalmente, a través de principios de personalización en los procesos de formación, fortaleciendo la auto-disciplina y una amplia cobertura en el manejo de herramientas TIC, no obstante, aún se encuentra limitada en los establecimiento educativos de Colombia, puesto que son muy pocos aquellos que hacen uso de la educación virtual para fortalecer estos principios en los estudiantes.


Además, los procesos virtuales en la educación básica y media, facilitan una solución al controversial tema de transporte escolar, que ha afectado miles de estudiantes en todo el territorio colombiano en los últimos años, en especial aquellos que deben desplazarse más de 2 horas por terrenos donde es imposible acceder a través de vehículos.


Se supone que la educación está dada para transformar y mejorar, pero aspectos como el anterior, ocasiona rupturas para el alcance de ésta meta y es responsabilidad del estado, los establecimientos educativos y los padres de familia, buscar soluciones factibles que garanticen la continuidad de los procesos educativos de los estudiantes, por lo tanto, si el estudiante no puede llegar al conocimiento, por qué no permitirle que el conocimiento llegue a él.


Existen herramientas para aulas virtuales que pueden manipularse a través de diferentes dispositivos de comunicación como portátiles, tabletas electrónicas y celulares, así el docente puede, orientar procesos, calificar trabajos, establecer parciales, entre muchos aspectos desde cualquiera de los dispositivos anteriores.


En Colombia son muy pocos los software para la gestión de la información académica en los establecimiento educativos, que posibilitan como alternativa de inclusión educativa el aula virtual, donde se destacan las plataformas Chamilo y Moodle, así que la distancia y el tiempo ya no es un obstáculo.

 

 

Diego Armando Santos Fabra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta